SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 9 de julio de 2014.- Abogados y traductores expertos en la defensa de derechos humanos, pertenecientes a la asociación civil Tlachinollan, de la región de la Montaña de Guerrero, iniciaron desde este martes acciones de defensa y acompañamiento a los deudos de jornaleros y sobrevivientes del accidente ocurrido la semana pasada, que dejó hasta ahora tres niños y un adulto sin vida.

Según lo publicado en El Pulso de San Luis, el apoyo de Tlachinollan fue solicitado por organización civil potosina Respuesta Alternativa (RA), que desde el otoño de 2013 realiza una investigación diagnóstica sobre las condiciones de explotación y de violación a los derechos de jornaleros agrícolas en ranchos del Altiplano potosino, donde se cultiva chile y jitomate.

De acuerdo a algunos resultados obtenidos por RA, al Altiplano llegan a trabajar jornaleros de estados como Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz e Hidalgo, muchos de ellos indígenas.

Y a raíz del accidente ocurrido el jueves 3 de julio en el kilómetro 123 de la carretera de San Luis a Matehuala, quedaron al descubierto abusos que incluyen falta de seguro social, trabajo infantil, explotación y posible trata de personas.

Esos posibles abusos hasta ayer no se habían podido documentar de manera directa con los sobrevivientes del percance automovilístico, porque la PGJE, así como otras instituciones de gobierno no cuentan con un traductor del mixteco.

Una de las labores que realizarán los expertos de Tlachinollan será auxiliar a los sobrevivientes para que rindan su declaración ante el MP y exigir que no queden impunes los posibles delitos.