CHILPANCINGO, Gro., 8 de agosto de 2015.- Investigadores de la Universidad de Texas están trabajando es un proyecto que serviría para evitar picaduras de mosquitos, modificando las bacterias que hay en la piel para que esta sea menos atractiva para los insectos.

Los integrantes de este proyecto explican que la piel alberga miles de millones de bacterias que se alimentan de las células mueren en el cuerpo, siendo estas atractivas para los mosquitos y causar picaduras en humanos.

Sigue la nota en Quadratín Michoacán