ACAPULCO, Gro., Comunidades apartadas como Apalani y Apanhuac, han requerido especial atención en la prevención de muerte materna, indicó el director de Salud Municipal, Rafael Piza Bernal.

El funcionario manifestó que al ser localidades alejadas, las mujeres embarazadas necesitan recorrer largas distancias para recibir atención médica.

Piza Bernal indicó que este miércoles siete mujeres que se encuentran en el último trimestre de su embarazo fueron trasladadas de la comunidad de Apalani, por personal de la Dirección de Salud para diversos estudios, así como ultrasonido.

Cuestionado sobre los casos de mortalidad, el director mencionó que en lo que va de la fecha, en los 26 centros de salud en Acapulco no han tenido reporte de complicaciones graves.

Rafael Piza reconoció que en zona rural, el año pasado se presentó una defunción de una mujer de la comunidad de Apanhuac que falleció por sangrado, sin embargo su bebé sobrevivió.