MÉXICO, DF, 11 de mayo de 2015.- Después que dos bebés murieron y 29 fueron hospitalizados en Chiapas, debido a que presentaron reacciones adversas presuntamente por la aplicación de las vacunas BCG-tuberculosis, rotavirus y hepatitis B, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ordenó una investigación y suspendió de manera preventiva su administración a nivel nacional, publicó este lunes Once Noticias.

El IMSS informó que el viernes por la mañana, personal de la dependencia aplicó las vacunas, a 52 menores de edad, en la localidad de La Pimienta, en el municipio de Simojovel.

En el transcurso del día, 31 bebés presentaron reacciones adversas que provocaron la muerte de dos de ellos y que 29 fueran trasladados a un hospital de Tuxtla Gutiérrez, donde 23 menores se reportan estables, mientras que seis se encuentran graves.

Funcionarios de las secretarías de Salud federal y estatal, el IMSS, y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se encuentran en el lugar para apoyar en la emergencia e investigar qué originó la reacción adversa en los menores.

Sigue la nota en http://oncenoticias.tv/index.php?modulo=interior&nota=83&dt=2015-05-10