MÉXICO, DF, 15 de septiembre de 2014.- En el séptimo mes de este año la importación de autos usados disminuyó 12.4 por ciento, respecto a igual mes de 2013, al registrar 316 mil 297 unidades, uno de los niveles más bajos desde 2005, reporta la asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), destaca la red de Noticias MVS.

De octubre de 2005 a julio de 2014, la importación de unidades representa 87 por ciento de los vehículos nuevos vendidos en territorio nacional.

En su último reporte respecto de la introducción de unidades usadas procedentes de Estados Unidos, el organismo dio a conocer que julio de este año fue superado por 2009 y 2010 cuando se importaron al país 125 mil 687 y 241 mil 212 unidades, como consecuencia del decreto presidencial que reguló la importación de vehículos ligeros.

En el mes de referencia, el último cuantificado hasta el momento, se importaron 44 mil 684 unidades, contra 54 mil 128 de igual mes del año pasado, lo que significa 17.4 por ciento menos.

“Sin duda alguna esto hay que verlo en términos positivos, pero aún es insuficiente en virtud de que en términos de la importación acumulada durante el año sigue equivaliendo al 53 por ciento de las ventas de vehículos nuevos realizadas en igual periodo” dijo el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales.

En ese sentido señaló que en las cifras acumuladas desde 2005 se han importado siete millones 600 mil unidades, lo que significa 87 por ciento de los vehículos nuevos vendidos en igual periodo.

Rosales Zárate señaló la reducción mostrada tiene un fuerte impulso por las acciones que lleva a cabo el gobierno federal, por medio del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Lo anterior, expuso, al tener mayor atención en la modulación de los pedimentos de importación, en la restricción y los horarios de servicio para contar con un mayor tiempo de atención y revisión a cada expediente, además de incluir entre los requisitos el pedimento de importación de Estados Unidos, “cosa que es por demás justificada”.

A su vez influye en el comportamiento de esta variable la disminución de la actividad económica en la frontera norte, así como la explosión de violencia en Tamaulipas, lo que tiene un impacto en el retroceso de las importaciones.

El directivo reiteró que la industria sigue a la espera de que las autoridades judiciales resuelvan el quinto caso en la negación de amparos.

“Seguimos llamando la atención de los ministros que integran el pleno del poder judicial de la federación, en particular de Juan Silva Mesa, porque nos parece que los tiempos necesarios para hacer una revisión minuciosa del estudio que requiere un expediente en un juicio de Amparo han sido por demás excedidos”, añadió Rosales.

Al respecto, manifestó la necesidad de que se resuelva el quinto caso para generar jurisprudencia y se de por sentada la constitucionalidad del decreto que regula la importación de vehículos usados que exige la presentación del certificado de emisiones contaminantes vigente en Estados Unidos como requisito de importación.

“Esto es fundamental para apuntalar las medidas de control administrativo”, debido a que más de 90 por ciento de los vehículos usados importados incursionan al país vía amparos en contra del decreto.