ACAPULCO, Gro., 07 de noviembre de 2014.- Empresarios de Acapulco señalaron que durante las protestas que realizan los normalistas y cetegistas en la entidad, se registró la caída del 60 por ciento en la actividad turística; se calcula que tan sólo en las dos últimas semanas hay pérdidas de más de 60 millones de pesos.

 

Los integrantes de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se reunieron con periodistas para informar que preparan una estrategia mediática para invitar a la paz, la reconciliación y promocional al puerto de Acapulco. Al tiempo que lamentaron que el gobierno haya quedado rebasado y dejara a la sociedad en un estado de indefensión

 

Hablaron sobre el desplome de la economía en Acapulco y explicaron que hace un año se tenía una actividad turística de entre un 85 al 90 por ciento de ocupación hotelera y este año fue únicamente de poco más del 30 por ciento, lo que significa que se desplomó en aproximadamente un 60 por ciento.

 

Indicaron que las manifestaciones de los estudiantes normalistas y maestros de la CETEG, por la desaparición de los estudiantes, afecta principalmente a las ciudades de Chilpancingo, Acapulco e Iguala, en donde se han saqueado y atacado varios comercios.

 

Explicaron que tan sólo en Acapulco se registran pérdidas diarias de alrededor de un millón de pesos, señaló el dirigente Joaquín Badillo Escamilla.

 

Reiteraron que Coparmex comparte el dolor, la demanda de justicia y el castigo a los responsables de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, pero pidieron a los manifestantes que se conduzcan con estricto apego a la ley.

 

Sin embargo, dijeron que no se debe romper el estado de Derecho y que no se afecte el desarrollo económico, particularmente de Acapulco que es el motor de ingresos de Guerrero.