MORELIA, Mich., 29 de febrero de 2016.-  Las cárceles mexicanas enfrentan la sobrepoblación, la corrupción, el control de grupos delictivos y la ausencia de la ley, lo que las aleja de su objetivo primordial: la readaptación social, alertaron especialistas en un foro realizado por la UNAM.

Según Milenio, Francisco Rivas Rodríguez, del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), señaló que con base en datos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), 88 por ciento de los penales estatales y 45 de los federales no separa a sentenciados de procesados.

Además, indicó que el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social en 2014 registró mil 471 riñas, de las cuales 692 fueron en los Ceresos y 779 en los Ceferesos.

La nota aquí.