CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2016.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) consideró a Guerrero como el estado en México donde existen “graves tragedias y graves deficiencias en las investigaciones sobre hechos en materia de derechos humanos”, derivado del alto indicen de impunidad que existe.

Esto en referencia de su informe Situación de los Derechos Humanos en México, que el organismo hizo público este martes, en la que señala a México como un país donde se caracteriza “por una situación extrema de inseguridad y violencia, niveles críticos de impunidad y una atención inadecuada e insuficiente a las víctimas y familiares” de personas asesinadas o desaparecidas.

El informe de 242 páginas, es un trabajo recopilado en 2015 donde se refiere a Guerrero, particularmente  la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, la cual indica que  representa una “grave tragedia” de los últimos años.

La CDIH indica que de los hechos de Iguala,  existen evidencias de falta de actuación del gobierno estatal y una tardía intervención de la Procuraduría General de la República (PGR), “por ejemplo, fueron los propios estudiantes y sus familiares quienes consolidaron una lista completa de los 43 estudiantes desaparecidos a través de la revisión de los listados oficiales de la inscripción de la escuela, la verificación de quienes habrían participado, así como entrevistas a los padres y madres quienes se  encontraban buscando a sus hijos”.

 Y añade que en octubre de 2014,  la CDIH tuvo que intervenir en el caso con la designación del  Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para una investigación más eficiente, grupo que ha emitido cuatro informes de las investigaciones.

Los informes del GIEI, indica la CDIH, “apunta a una serie de irregularidades, inconsistencias y/o ausencias en la investigación de los hechos por parte de las autoridades estatales. En particular, el GIEI cuestiona “la versión histórica” de los hechos dada a conocer meses atrás por el entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, de que los normalistas hubiesen sido incinerados”.

La CDIH indica que el GIEI tiene puntos pendientes en el caso Iguala, un ejemplo de ellos, es entrevistar a los integrantes del 27 Batallón de Infantería que estuvieron presentes en Iguala la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014, y que a la fecha, el gobierno mexicano no ha dado su anuencia para la entrevista a militares.

En el informe de la CDIH, se indica que en México existen factores muy marcados que generan violencia y estos provienen de los gobierno estales, el crimen organizado, que principalmente derivan de situación económica, impunidad, rutas migratorias, narcotráfico y tráfico de armas.

El informe también analiza las desapariciones, asesinatos extrajudiciales y tortura; así como la situación de inseguridad ciudadana, la falta de acceso a la justicia, la impunidad y la situación de periodistas, así como defensores de derechos humanos y otros grupos, especialmente afectados por el contexto de violencia en el país.