ACAPULCO, Gro., 31 de mayo 2016.- El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el Centro de Convenciones Acapulco pasará a manos primero del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) y posteriormente al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).  

En entrevista al acudir a una reunión privada con el Comité Técnico del Fideicomiso 277; Astudillo Flores dijo que en estos momentos el Centro de Convenciones se encuentra “en un limbo jurídico” entre quién lo maneja y quién se encarga de pagar los gastos que ahí se generan, por lo que está reunión serviría para tocar “puntos importantes” para “darle estabilidad jurídica”.

El gobernador informó que al pasar el recinto a manos de Fonatur, la institución usará un recurso gestionado ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para pagar sólo el mantenimiento del edificio, como es el caso de los jardines, aires acondicionados, ya que indicó se necesita mayor recurso para poder echarlo a andar “como uno desearía”.

Por otra parte, respecto al tema del Acabús que este día inició con operaciones de práctica, dijo que “fue exitoso” e informó que para el 21 de junio termina el plazo con las partes involucradas del proyecto para que el servicio entre a trabajar en su totalidad; por lo que en 20 días se deben seguir haciendo prueba.

Sobre el amparo de la ceiba, manifestó que “no hay prisa” para solucionar ese problema, por lo que continuará en donde está plantada en el puente Bicentenario.

Por último, sin dar detalles, dijo que durante la visita del presidente de la República, Enrique Peña Nieto habló de temas como la inseguridad, el Macrotúnel y el Acabús.