CHILPANCINGO, Gro., 27 de diciembre. Con más de 21 asesinatos impunes de dirigentes sociales, Guerrero cerrará el año 2013, lamentó el secretario general del PRD en Guerrero, Jesús Evodio Velázquez Aguirre.

Sostuvo qué este año fue complicado para la izquierda y los dirigentes sociales, ya que varios compañeros fueron asesinados de manera violenta, sin que hasta el momento se conozcan resultados en las investigaciones iniciadas por la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Pidió que algunos casos que así lo ameritan, sean retomados por la Procuraduría General de la República (PGR), ante la ausencia de resultados en la instancia local.

Reprochó que a dos años del crimen, el caso Ayotzinapa sigue impune.

También puntualizó los crímenes cometidos contra Raúl Lucas Lucía y Manuel Ponce Rosas,  dirigentes de los pueblos mixtecos en Ayutla de los Libres, municipio de la Costa Chica de Guerrero.

Tampoco hay avances respecto a la desaparición de los campesinos ecologistas de la sierra de Petatlán Marcial Bautista Valle y Eva Alarcón Ortiz.

Otro caso que sigue en la impunidad es el asesinato de Juventina Villa Mojica, quien coordinaba el éxodo de los desplazados de La Laguna.

Para el secretario general de la dirigencia estatal del PRD, el 2013 cerrará sin que se conozca la verdad en torno al asesinato de Arturo Hernández Cardona, militante fundador del PRD y dos integrantes de la Unidad Popular (UP) de Iguala.

También mencionó el crimen cometido en agravio de Rocío Mesino Mesino, líder de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Luis Olivares, dirigente de la colonia Fuerte Emiliano Zapata de Coyuca de Benítez y entre otros, el caso de Armando Chavarría Barrera, quien fuera presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local.