ACAPULCO, Gro., 21 de diciembre de 2015.- La destitución del secretario de Protección Civil estatal Melquiades Olmedo Montes en medio de la polémica por el hallazgo de presuntamente 19 cuerpos en el poblado El Naranjo en Chichihualco, cuya existencia el gobernador Héctor Astudillo Flores negó dos veces consecutivas, provocó reacciones entre las dirigencias de los partidos políticos en Guerrero, quienes en su mayoría indicaron que fue una decisión viable, sin embargo hubo quien manifestó que esto no exime de responsabilidades a otras instancias del gobierno estatal, mientras que otro representante aseguró que los cambios no significan que la situación del estado mejore.

El presidente del PRD en el estado Celestino Cesáreo Guzmán, se dijo de acuerdo con este cambio en cuya sustitución entró Marco César Mayares Salvador quien se desempeñaba como subsecretario de la dependencia.

El dirigente afirmó que éste se dio como un producto de errores que “hicieron quedar mal al gobernador”, por lo que consideró correcta esta destitución.

El político agregó que a 52 días del gobierno de Héctor Astudillo Flores, éste pasa por una etapa de evaluación y opino que durante los primeros 100 días, se debe valorar el desempeño del equipo de trabajo a la vez que manifestó que “todo cambio es bueno” a fin dijo, de poner gente más competente y más comprometida.

Por su parte, el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN Marco Antonio Maganda Villaba manifestó que esta situación refleja la falta de coordinación entre el gobierno estatal y el federal, pues dijo, mientras la Procuraduría General de la República (PGR) dio fe del hallazgo, “el gobernador ni enterado”.

El dirigente consideró poco viable la destitución del secretario, pues afirmó que la ciudadanía lo que quiere son resultados y no “andar cambiando funcionarios”.

 A nombre del partido al cual representa, Maganda Villalba pidió que se cumpla “el orden y paz” que el mandatario estatal prometió en campaña.

Por otro lado, el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano Adrián Wences Carrasco, quien afirmó que el gobernador debe ser el hombre más informado del estado, manifestó que si bien es cierto, procedía la renuncia del funcionario al estar enterado de los hechos, afirmó que “no deja de tener responsabilidades el secretario general de gobierno” Florencio Salazar Adame, que dijo, es el responsable de la política interna.

“Ahí hubo una falla pero bueno, el hilo se rompe por lo más delgado y corrieron al secretario de Protección Civil”, declaró el político, quien agregó que en su opinión, el secretario general debió estar informado de los hechos.

El representante indicó que el “chivo expiatorio” fue Melquiades Olmedo y reiteró que el secretario general debe asumir su responsabilidad y dar la cara.