CHILPANCINGO, Gro., 28 de diciembre de 2015.- Jesús Parra García, alcalde de Chilapa manifestó que en dicho municipio hace falta seguridad a pesar de la presencia del dispositivo federal que llegó en mayo, luego de la irrupción de los civiles armados.

Entrevistado esta mañana en Casa Guerrero donde acudió a la reunión que convocó el gobernador Héctor Astudillo Flores, el edil chilapense indicó que en materia de seguridad ha seguido las instrucciones del mandatario estatal.

Sin embargo reconoció que Chilapa requieren más presencia de las fuerzas policíacas y, aseguró que éstas ya han sido solicitadas al gobierno del estado. 

Justificó que la violencia no sólo se vive en Chilapa, “sino en todo el país” y mencionó que las autoridades federales “deben modificar su planteamiento de seguridad”. 

Sin precisar cifras ni lugares, indicó que en el municipio de Chilapa hay clínicas que no cuentan con personal médico a consecuencia de la inseguridad; problema que ya ha sido reportado a la Secretaría de Salud estatal.

En cuanto a las familias de los jóvenes desaparecidos en el pasado mes de mayo por parte de civiles armados que irrumpieron en Chilapa, Jesús Parra indicó que ninguno de los familiares cuenta con medidas cautelares, solo “siguen y reciben ayuda que les proporciona el gobierno del estado y el municipio”. 

De este caso dijo que fue asesinado uno de los activistas que buscaban el paradero de sus hijos, Bernardo Carreto González quien era padre de tres jóvenes desaparecidos y a hermano del ex director de Seguridad, Silvestre Carreto González.

Desde el 2014, la violencia en Chilapa no cesa, ya que es disputado por grupos de la delincuencia organizada y su presencia se ha hecho notoria en distintos sectores y la clase política no ha sido la acepción. 

En enero del 2014, el entonces presidente municipal del PRI, Francisco Javier García González confirmó que el 30 de diciembre del 2013, un grupo armado privó de su libertad al entonces regidor del Partido del Trabajo (PT), Cleto Mendoza Vargas, caso que hasta la fecha se desconoce la situación jurídica. 

Asimismo Jesús Parra García, llegó al poder luego de que el candidato oficial del PRI, Ulises Fabián Quiroz fuera asesinado por un grupo armado el pasado 1 de mayo en plena campaña proselitista.