ACAPULCO, Gro., 28 de marzo de 2016.- Las cuatro sucursales del restaurante Buzos cerraron luego del ataque que se registrara en una de ellas, donde dos trabajadores fueron heridos a balazos en las piernas.

Informaron que las sucursales se mantendrán cerradas “hasta nuevo aviso”, debido a la violencia e inseguridad que aqueja al estado.

Asimismo llamaron a las instituciones de gobierno a plantear una estrategia de seguridad ya que solicitaron apoyo, sin embargo no tuvieron una respuesta y con ello se “han visto afectadas más de 150 familias que dependen de esta fuente de ingresos”.

Quadratín Guerrero informó que ayer domingo atacaron las instalaciones del restaurante Buzos ubicado en el fraccionamiento Magallanes, que dejó como resultado dos trabajadores heridos de gravedad.