ACAPULCO, Gro., 24 de noviembre de 2013.- El principal sustento de muchas familiar en la costa es la venta de pescado y mariscos, muchas pescaderías tuvieron que cerrar, consecuencia de la tormenta “Manuel” y la crisis que hay en el estado, los propietarios comentan que a diferencia de los pescadores, ellos no reciben ningún recurso del gobierno como apoyo.

Hasta el momento 7 pescaderías en Zihuatanejo cerraron de 23 que existen, la representante del mercado municipal, María Aguilar Osorio, explicó que el problema se originó por la falta del turismo, luego de los fenómenos meteorológicos, agregó que algunos días no tuvieron ventas y no recibieron el apoyo, porque no pertenecen a ninguna organización.

Lorenza Peñaloza Mata, comerciante, dijo que la situación es difícil, pues se acabaron sus ahorros durante las lluvias porque no vendieron nada y no tienen recursos para volver a surtir, pidió también una solución y apoyo del gobierno para reactivar su comercio, así lo informó Novedades de Acapulco.