ACAPULCO, Gro., 24 de mayo de 2016.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) delegación Guerrero clausuró de manera total temporal una obra carretera en Zihuatanejo a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT).

Lo anterior, luego de una inspección del proyecto Riscalillo-Aeropuerto, ubicado en la parte alta del Desarrollo Palmas 3, en el que no contaban con autorización en materia de impacto ambiental emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La obra fue realizada por la SCT y la empresa Zissa S.A de C.V., afectando  vegetación de Selva Baja Caducifolia,  y especies tales como: palo mulato, bonete, iguanero, roble, espino, cacahuananche y zazanil.

Los trabajos realizados corresponden a la apertura de brecha, nivelación de superficie, relleno de escorrentías naturales pluviales, cortes y taludes, los cuales se realizaron con maquinaria pesada y pavimentación con material de concreto hidráulico, lo que causó pérdida de la cobertura vegetal, modificando la topografía original del terreno, paisaje  y escurrimientos naturales, entre otros.