ACAPULCO, Gro., 13 de diciembre de 2015.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró una clínica privada en Cancún, Quintana Roo, por su presunta responsabilidad en los daños de vista que sufrieron 27 personas.

Asimismo el organismo prepara la imposición de la multa que podría ser de más de un millón de pesos, publicó La Jornada.

En un comunicado, la Cofepris indicó que continúa la investigación para deslindar responsabilidades sobre las supuestas malas prácticas médicas en las cirugías de cataratas que se realizaron en el establecimiento privado Instituto de la salud visual.

La nota completa  aquí.