MÉXICO, DF, 13 de agosto de 2015.- Héctor Astudillo, gobernador electo de Guerrero, dijo que el secretario de Hacienda Luis Videgaray, le manifestó su disposición para ayudar a la entidad para restaurar la seguridad, a partir de su administración que iniciará el 27 de octubre.

“Me parece que lo más grave de Guerrero es el asunto de la violencia. Lo de la deuda tiene salida”, sostuvo Astudillo Flores; comentó que las personas en la entidad quieren “que el estado se coloque en otras circunstancias, mayor orden, mayor paz, mayores oportunidades de trabajo…”.

La federación, dijo el gobernador electo, deberá estar cerca de su administración ya que los casos de violencia en las últimas fechas se recrudecieron en Chilpancingo y Acapulco, aunado a enfrentamientos entre grupos de la Policía Comunitaria en distintos puntos.

“Guerrero requiere urgentemente pacificación, mayor seguridad, recuperar la confianza para los que tienen el interés de invertir y generar empleos.”