OAXACA, Oax., 8 de noviembre de 2014.- El Estado mexicano fracasó, está desdibujado y el caso Ayotzinapa condesó el horror en México, señaló el escritor Juan Villoro. Dijo que a los políticos ya no podemos tomarlos en cuenta, “los partidos políticos sólo buscan el poder por el poder; estamos en un vacío de alternativas y es momento de buscar nuevas formas de hacer política”.

En conferencia de prensa en la ciudad de Oaxaca, previo a la presentación de su libro “El Apocalipsis (todo incluido)” en la Feria Internacional del Libro Oaxaca 2014, el también periodista dijo que México es un país sumido en fosas comunes. En referencia a las recientes informaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), mencionó que siempre nos quedamos cortos de la situación tan trágica que está viviendo México.

“Con el tema de los 43 normalistas de Ayotzinapa, se condensó el horror en México, pero debemos estar conscientes de que este horror viene de décadas atrás, es una descomposición social que se ha ido fraguando y lo he escrito”. Señaló que “ahora se ha fraguado, condensado, la indignación de todos, se ha visibilizado más el horror, pero esto es algo que está en proceso desde hace mucho tiempo”.

Sostuvo que la gran paradoja de México es que es un país bipolar, donde todo sucede en dos velocidades, pues por un lado hay creación pero también aniquilación.

“Es un país en que el Apocalipsis y el carnaval ocurren al mismo tiempo, un país donde hay energías de vida extraordinaria y energías de muerte realmente potentes.

“Esta mezcla de infierno y paraíso la vemos todos los días, es una situación en la que lo que nos queda enfrente es tratar de dar un espacio y que prevalezca lo que tenemos de paraíso, de esperanza, de carnaval y dejar a un lado el infierno en que también estamos metidos hoy en día”, agregó Villoro.

En la capilla del Centro Cultural San Pablo de la ciudad de Oaxaca, expuso además que los políticos fracasaron rotundamente y el Estado mexicano prácticamente se ha desdibujado; “no hay horizonte político que nos pueda satisfacer, no hay un frente de una esperanza confiable, es verdaderamente terrible lo que ha pasado en todo los partidos”.

Expuso que el PAN ejerció el poder por 12 años de forma desastrosa, el PRD no puede ser una opción política después del respaldo que le dio al gobernador Ángel Aguirre y al alcalde José Luis Abarca en Iguala, hechos de los cuales no se deslindó y por el contrario ha pretendido culpar al Estado para evadir responsabilidades.

“Decir que fue el Estado es cierto, yo creo que todos debemos decir que fue el Estado, pero eso no es suficiente, creo que tenemos que fincar responsabilidades”, expuso al lamentar que al momento no haya alternativas políticas para el país.

“México se ha unido en la indignación y hay un clamor emocional de que esto debe cambiar, tenemos una especie de República de los sentimientos que se ha unido en el dolor, que se ha unido en la empatía, a nivel emocional es muy difícil pensar que no haya unanimidad entre los mexicanos.

“El problema es qué hacemos con este dolor, con esta emoción para cambiar el país, para ser ciudadanía. Para cambiarla tenemos que pasar por la política, es decisivo, y la política en curso es absolutamente desastrosa, tenemos que buscar nuevas formas de participación política, tenemos que ciudadanizar la política”, dijo el escritor mexicano.