CHILPANCINGO, Gro., 3 de mayo de 2016.- El diputado local priísta Héctor Vicario Castrejón manifestó que “con la delincuencia no se dialoga, se le aplica a le ley” tras el desalojo de transportistas y pueblos de la Sierra del pasado jueves en la Autopista del Sol.

En este sentido, el diputado declaró que “es un mensaje muy claro que en Guerrero, hay  gobierno” y que ante ello se tiene que respetar la ley, pues indicó que “hay diálogo cuando este diálogo es de buena fe”, al referirse que de parte del gobierno del estado hubo la intención de escuchar  las demandas, pero “había peticiones muy desproporcionadas”.

Manifestó que con ello “se identifica la mala fe en las acciones pretendidas de desestabilizar el gobierno”, pero afortunadamente la prudencia, el diálogo y la inteligencia de quienes tienen la responsabilidad del gobierno permitieron que el estado “volviera a la normalidad”.

Al ser cuestionado, sobre las declaraciones del gobernador Héctor Astudillo, quien dijo que en ese bloqueo hubo participación de la delincuencia organizada, Vicario Castrejón refirió que “no puede ser el gobierno rehén de nadie”, y que lo debe prevalecer es el respeto a la ley.

“La columna vertebral de un buen ejercicio de gobierno es el respeto a la ley, y eso es lo que en este gobierno se está haciendo, se privilegia el diálogo pero también se aplica la ley”, puntualizó.

El legislador indicó que los problemas que se registran en el estado ameritan la participación de la sociedad, así como de aquellos que se dedican a la política “que practiquen la política de las buenas intenciones, política de la buena fe”, recalcó.