MÉXICO, DF, 4 de agosto de 2015.- La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos expresó su condena más firme ante el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y de cuatro personas más el 31 de julio pasado, en la colonia Narvarte de la delegación Benito Juárez en la Ciudad de México.

El periodista trabajaba generalmente en el estado de Veracruz. Fue muerto en la Ciudad de México junto con la estudiante y activista de derechos humanos Nadia Vera, y tres mujeres más.

Según las informaciones recibidas por la Oficina de la ONU, las cinco víctimas tenían marcas de tortura que incluían violencia sexual.

Sigue la nota AQUÍ