CHILPANCINGO, Gro., 10 de marzo de 2015.- Las dirigencias nacional y estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) condenaron el rapto de Aidé Nava González, precandidata a la alcaldía de Ahuacuotzingo, municipio ubicado en la región Centro de Guerrero.

Nava González fue privada de la libertad por un grupo de hombres armados a las 18:30 horas del lunes, en el crucero de Tecoanapa, sobre la carretera Chilapa-Ahuacuotzingo.

La perredista se dirigía en su camioneta marca Ford Lobo a la cabecera municipal de Ahuacuotzingo con parte de su equipo de campaña, cuando fue interceptada por hombres armados, quienes se la llevaron sin que nadie pudiera intervenir.

Este martes el Comité Ejecutivo Nacional del PRD difundió un comunicado, en el que condenaron el hecho “enérgicamente” y exigieron su inmediata aparición con vida.

“Exigimos a las autoridades estatales y federales que redoblen los esfuerzos para coadyuvar en la localización de nuestra compañera. Debe realizarse una exhaustiva investigación que permita dar con quienes, material e intelectualmente, cometieron este reprobable acto”, indicaba el desplegado.

La dirigencia nacional del sol azteca se solidarizó con los familiares y amigos de Aidé Nava, a quienes refrendaron su compromiso de dar seguimiento puntual al caso.

“No descansaremos hasta que Aidé esté de vuelta, a salvo, en casa. Se equivocan quienes piensan que mediante la violencia se solucionará la crisis que enfrentan Guerrero y el país. Por el contrario, sólo mediante el método democrático, al cual son consustanciales el diálogo plural y la elección de los representantes y gobernantes, podremos salir adelante”, sostuvieron en el comunicado.

Por su parte el presidente del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán, confirmó el rapto de la precandidata a la alcaldía de Huitzuco, pero sostuvo que el partido “no cuenta con mayor información”.

Explicó que los familiares de Aidé Nava pidieron que se respetara la privacidad del caso y que el tema se manejara con discreción.

Dijo que desconoce si se trató de un secuestro o un atentado, pues la dirigencia estatal del sol azteca está “completamente incomunicada” con la familia y no saben si ya hubo el cobro de un rescate.

Cesáreo Guzmán exigió que la Fiscalía General del Estado (FGE) investigue el caso, dé con el paradero de Aidé Nava y detenga a los perpetradores del rapto.