MORELIA, Mich., 12 de agosto de 2015.- Luego del asesinato de Miguel Ángel Jiménez, activista que colaboró en la búsqueda de los jóvenes de Ayotzinapa, los padres de familia de los 43 desaparecidos condenaron el hecho, pero dicen que no es el único, publica Quadratín Michoacán.

“Cuando el pueblo se levanta y pide justicia y que exige que en este país haya condiciones para vivir de manera tranquila, sin violencia, con este hecho el Estado muestra su rostro más sangriento y más criminal en contra de aquellos ciudadanos y no solamente activistas”.

Melitón Ortega, uno de los familiares, aseveró que el asesinato de Miguel Ángel Jiménez es el último en una serie de crímenes, pues han sido otros activistas, como el maestro Claudio, de Acapulco, y Arturo Vivar Díaz, de Tlapa, Guerrero, ambos a manos, dice, de la Policía Federal.

Lee más en Quadratín Michoacán