CHILPANCINGO, Gro., 18 de diciembre de 2013.- Para la titular de la secretaria de Educación en Guerrero, Silvia Romero Suárez, el reciente relevo en la dirigencia de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG), es positiva pues confió en que con la renovación se afianzará la voluntad de diálogo para llegar a acuerdos con los maestros que conforman esa agrupación.

La funcionaria señaló que la política de la secretaría no variará y agregó que espera una actitud similar de parte del nuevo dirigente, el maestro indígena Ramos Reyes Guerrero, originario de La Montaña, quien finalmente sustituyó a Gonzalo Juárez Ocampo, quien dejó la secretaría general después de haber cumplido con un ciclo de lucha en el magisterio disidente.

Sobre la posibilidad de que con la nueva dirigencia haya una mejor relación, dijo: “Siempre ha sido una relación de diálogo, pese a cualquier circunstancia siempre hemos tenido comunicación, a veces aunque telefónica, pero permanentemente hemos estado en contacto con ellos”. Y admitió que no siempre habrá acuerdos, porque no siempre las peticiones del magisterio disidente favorecen a la secretaría.

Durante dos días, a puerta cerrada los delegados del magisterio disidente analizaron las propuestas de Reyes Guerrero y de Ulises Flores Santiago, también de la zona de La Montaña, pero finalmente los votos fueron a favor de Reyes Guerrero quien desde la madrugada del domingo rindió protesta, junto con otros integrantes.

Hasta ayer continuaron los encuentros con los nuevos integrantes de la dirigencia de la disidencia, en torno a medidas a tomar frente a las nuevas disposiciones legales de la Ley de Educación, así como la solución a varios puntos pendientes con la secretaría de Educación Guerrero (SEG).

Juárez Ocampo encabezó durante los meses de febrero a mayo movilizaciones en el Estado contra la reforma Constitucional en materia educativa, con bloqueos y toma de edificios públicos, como medida de presión para que los legisladores federales dieran marcha atrás a la propuesta del Ejecutivo federal.

Las movilizaciones, de acuerdo con la dirigencia saliente, motivaron el retraso de la elección de la nueva secretaría general de la CETEG; Juárez Ocampo dijo que el cambio se llevó a cabo hasta que se dieron las condiciones.