ACAPULCO, Gro., 6 de febrero de 2015.- La Fiscalía General del Estado (FGE) informó a través de un comunicado que en total se localizaron 60 cuerpos encontrados al interior de un crematorio abandonado, denominado Cremaciones Pacífico S.A de C.V, que se ubica en la carretera Cayaco-Puerto Marqués, en la localidad de Llano Largo, municipio de Acapulco, cuya propiedad es de Guillermo Estua Zardain.

 

Los cuerpos fueron encontrados al interior de dicho lugar, luego de una llamada anónima al Centro de Control y Comando C4 en el municipio de Acapulco.

 

Por esta razón, la agencia del Ministerio Público de El Coloso inició la averiguación previa TAB/COL/01/0051/2015 en contra de quien resulte responsable, por la posible comisión de los delitos contra el respeto a los cadáveres o restos humanos, y contra las normas de inhumación y exhumación, y atentado contra los muertos, previstos por los artículos 216 y 217 del Código Penal del Estado de Guerrero y los delitos que resulten.

 

Entre los 60 cuerpos encontrados, existen cadáveres de mujeres, hombres y niños, que están perfectamente embalsamados, sin poder determinar su edad, los cuales están preparados para su cremación.

 

Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense y se les aplicarán los estudios de antropología forense, genética, criminalística de campo, fotografía forense, medicina forense y odontología forense.

 

Mediante estos estudios se podrá establecer la causa legal de la muerte y así determinar mediante el cronotodiagnóstico la fecha y hora probable de su deceso.

 

Cabe mencionar que se encuentra declarando la presidenta de la Asociación de Funerarias del Estado de Guerreo, así como los responsables de las funerarias de la ciudad de Acapulco, a efecto de que presenten los expedientes de todas las personas que enviaron al crematorio del año 2013 a la fecha, para determinar el tipo de persona, sexo, nombre y pueda realizarse la identificación y la comparación genética.

 

También se está solicitando que presenten los contratos celebrados entre los servicios funerarios con el crematorio, quienes manifiestan entre otras cosas, que el crematorio se encuentra cerrado desde hace un año, por quiebra o fraude hacia los deudores.