ACAPULCO, Gro, 6 de febrero de 2015.- La noche del jueves y la madrugada de este viernes un trabajo de la Policía Ministerial de Acapulco terminó con el hallazgo de 61 cuerpos en un crematorio abandonado en la carretera Cayaco-Puerto Marqués, en Guerrero.

 

El Fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz, confirmó que el número de cadáveres encontrados, por lo que aseguró que seguirán “trabajando en la identificación de cuántos niños, cuántas mujeres y cuántos hombres hay”. Por el avanzado estado de putrefacción la causa de muerte está por determinarse.

 

El lugar se encuentra resguardado por la Gendarmería y elementos del Ejército, mientras los peritos trasladan los cuerpos a las camionetas del Servicio Médico Forense (Semefo).