CUERNAVACA, Mor., 14 de octubre de 2014.- Benjamín Mondragón Pereda ‘El Benjamón’, uno de las cabezas más importantes en Morelos y Guerrero del grupo delictivo autodenominado ‘Guerreros Unidos’, murió durante un enfrentamiento con la Policía Federal, pero su deceso no derivó de las balas de los uniformados, sino de una propia: se suicidó frente a los Policías Federales.

De acuerdo a un informe al que MILENIO tuvo acceso extraoficialmente, ‘El Benjamón’o ‘El Tío’ negoció con los federales la salida de su esposa del lugar donde estaba parapetado durante el intercambio de disparos, y minutos después se pegó un tiro en la cabeza, luego de disparar contra un suboficial al que dejó herido.

Mondragón Pereda, quien en Morelos era identificado como jefe de plaza de los ‘Guerreros Unidos’ en el municipio de Jiutepec desde hace algún tiempo, también formaba parte de la estructura líder de este grupo que opera en Morelos y Guerrero. Asimismo, era seguido por las autoridades federales desde 2013, y durante el operativo implementado en la colonia San Gaspar del municipio de Jiutepec, se buscaba su aprehensión tras haber sido localizado.

Los elementos federales lograron dar con él en un inmueble ubicado en la calle Naranjos sin número en dicha colonia a unos 20 kilómetros de la ciudad de Cuernavaca. La presencia de los servidores públicos originó que ‘El Tío’, abriera fuego contra ellos, por lo que se inició un primer tiroteo.

Al permanecer cercado, el criminal pidió se dejara salir a su pareja, Bertha Paco López de 35 años, originaria del estado de Guerrero, quien se encuentra embarazada. Cuando la mujer ya estaba fuera de la casa, Mondragón gritó que saldría del inmueble “disparando para que me maten”.

El informe preliminar de los hechos indica que la nueva agresión de ‘El Benjamón’ originó un nuevo intercambio de disparos, pero al cesar éstos, el ahora finado gritó “ahí se ven”, y se pegó un tiro en la cabeza.

Durante el enfrentamiento resultó lesionado un suboficial, quien recibió un impacto de proyectil de arma de fuego en el brazo izquierdo.

Al pararse las hostilidades, arribaron al sitio dos hombres identificados como sobrinos del occiso: Samuel Antúnez Mondragón 26 años y Edgar Antonio Morales Mondragón de 24 años.

Ambos apuntaron con armas largas a los elementos federales, sin embargo, fueron sometidos y asegurados, al igual una camioneta Nissan X Trail en cuyo interior fueron encontradas varias armas largas: dos rifles AR15, cuatro AK47, una escopeta calibre 12 y dos pistolas, una tipo escuadra calibre 9 milímetros y .38 especial.

Como el informe lo refiere, a ‘El Benjamón’ ya lo buscaban y seguían las autoridades federales y estatales, por lo que la semana antepasada el coordinador de las Policía de Investigación Policiaca (PIC) de Morelos, Martín Rizo Muñoz, lo confundió con el ahora Magistrado Electoral, Fernando Blumenkron Escobar, por lo que fue obligado a disculparse públicamente en un restaurante hasta donde dirigió un operativo militar y policiaco.