MÉXICO, DF, 11 de febrero de 2015.- Carlos Mateo Aguirre Rivero, hermano del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, su sobrino Luis Ángel Aguirre Pérez, y tres personas más implicadas en un presunto desvío de recursos, fueron consignados al Centro Federal de Readaptación Social “El Altiplano”, en el Estado de México, donde quedaron a disposición de un juez federal, quien en breve determinará su situación jurídica.

De acuerdo a una nota de Excélsior, el director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, confirmó la detención de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Durante las indagatorias de este caso se acreditó que un grupo de personas, entre las que figuran ex servidores públicos del estado de Guerrero, sin tener vínculo corporativo o relación comercial con empresas, obtuvieron contratos de obra pública en esa entidad, explicó Zerón de Lucio.

Detalló que también se detectó que familiares de los ex servidores públicos, relacionados con estas operaciones ilegales, fungen como representantes legales, apoderados y autorizados en las cuentas bancarias en las diversas empresas, a través de las cuales se operaba el desvío de recursos.

 

La nota completa en Excélsior