CHILPANCINGO, Gro., 6 de agosto de 2014.- A casi un año de los desastres naturales que afectaron a miles de familias en el estado de Guerrero, sus viviendas de 63 metros cuadrados apenas se encuentran en reconstrucción, como en el caso de la comunidad de Venta Vieja.

    La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), informó a través de un comunicado, que bloques térmicos que se elaboran con máquinas de autoconstrucción, son el soporte de las viviendas para 112 familias de dicha comunidad del municipio de Acapulco. Este material aislante de calor, levantará los muros que formarán las tres recámaras, el área de lavado y la terraza de las casas.

En esta nueva localidad urbanizada ya se cuenta con las instalaciones para introducción el servicio de agua que será bombeada a las casas, así como instalación eléctrica y un biodigestor que hará las veces de drenaje.