ACAPULCO, Gro., 24 de marzo de 2014.- Tres meses está por cumplir la veda sanitaria para la extracción, comercialización y consumo de moluscos bivalvos que se decretó el pasado 28 de diciembre en la región de la Costa Grande, debido a que los productos del mar aún mantienen altos niveles de toxicidad.

Los recientes muestreos realizados por el laboratorio, “permitió observar altos niveles de microalgas tóxicas por encima de los máximos permisibles, principalmente en el punto conocido como La Majahua en Zihuatanejo”.

La Secretaria de Salud de Guerrero, emitió un aviso para que la población tome sus precauciones y conozca que se mantiene la veda, debido a que en temporada de cuaresma se incrementa el consumo de productos del mar.

Por medio de la subsecretaría de Regulación, Control y Fomento Sanitario, a cargo de Felipe de Jesús Kuri Sánchez, precisa que desde el 27 de diciembre a la fecha se realizan los muestreos rutinarios que personal de la dependencia a su cargo “en lugares denominados como Tlacoyunque, Riscalillo y la Rana, que han presentado concentraciones de microalgas tóxicas fuera del límite máximo permisible que es de 80µg/100g como lo establece la Norma Oficial Mexicana correspondiente”.

Establece que se “mantiene la vigilancia sanitaria permanente con muestreo de producto cada cuatro días en tanto no bajen los niveles de saxitoxinas, y de agua de mar dos veces por mes” con la finalidad de proteger la salud de la población.

Finalmente recuerda que la veda sanitaria fue decretada el pasado 28 de diciembre en la Costa Grande y se mantendrá por tiempo indefinido, en tanto no disminuya la contaminación y “de ahí que se continúa prohibiendo la extracción, comercialización y consumo de moluscos bivalvos provenientes de esta región de Guerrero”.