CHILPANCINGO, Gro., 7 de agosto de 2014.- El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, anunció que después de aprobada la reforma energética, en un tiempo de dos años promedio empezarán las reducciones en el costo de la energía eléctrica.

El funcionario indicó que el primer reto es cambiar el combustóleo, combustible cuatro veces más caro que el gas natural y 68 por ciento más contaminante.

Explicó que para lograr eso, se requiere infraestructura de gasoductos y nuevas centrales de ciclo combinado, según reporta el portal Aristegui Noticias.

“A partir de la aprobación de la reforma energética y con toda la construcción de la infraestructura que nos permita sustituir el combustóleo por gas natural, esperamos ver en dos años beneficios concretos”, expuso.

Entre los compromisos y beneficios de la reforma energética está la reducción de los costos de la energía eléctrica, lo que se constituye al sustituir el combustóleo por gas natural e invertir en reducir pérdidas en las redes de transmisión y distribución.

La Presidencia de la República mantiene el mismo compromiso de bajar los precios de la luz y el gas, según se lee en su página web sobre los beneficios que traerá la reforma energética, cuyas leyes reglamentarias quedaron consumadas el miércoles 6 de agosto en el Senado de la República; se espera que la próxima semana sean publicadas por el presidente Enrique Peña Nieto.