CHILPANCINGO, Gro., 27 de julio de 2014.- Luego de que se diera a conocer que el crimen organizado pidió una “cuota” a la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), el rector Javier Saldaña Almazán, indicó que fue un hecho que se registró hace más de ocho días, en donde dos sujetos entraron a la universidad y se dirigieron con el director de Adquisiciones para solicitarle una cuota.

Según lo publicado por Grupo Fórmula, aseguró que ‘platicó’ con ellos en todo momento, le dieron instrucciones de lo que tendría qué hacer, revisaron la caja fuerte encontraron 5 mil pesos (ya que tenemos una situación difícil en la universidad), ya que no se compraban artículos desde hace más de 20 días.

El rector expresó que los sujetos lograron sacar el dinero (no directamente); el funcionario tuvo que ir al banco para retirar dinero, el cual fue entregado a los presuntos delincuentes aunque se desconoce el monto. Cabe señalar que el director de Adquisiciones, por temor, no informó a nadie de lo acontecido.

Saldaña Almazán mencionó que los presuntos responsables aseguraron tener contactos con la Policía Federal, razón por la cual tendrían que cooperar, ya que no sería la única ocasión que acudirían a recoger dinero.

Subrayó que afortunadamente el caso ya está en manos de las autoridades y que hasta el momento ya no han sido molestados. Asimismo, la Procuraduría del Estado comentó que ya tiene identificados a los sujetos.

“Esperemos que (no por nosotros, nosotros ya nos llevamos el susto) pero ha habido cuestiones muy complicadas en el estado, en los últimos tres años se acentuó mucho la jurisdicción de quien tenía que controlar el estado. Tuvimos muchos alumnos desplazados, de Tierra Caliente, de la Costa tuvimos que hacer una nueva reforma”. Ante esto, declaró, que se han tenido que cambiar las normas para que un alumno pueda cambiarse de una escuela a otra.

Sin embargo, el académico reconoció que el tema de seguridad ha mejorado mucho, sobre todo en Acapulco, ya que la Policía Federal ha tomado el control.

Sobre la cantidad que solicitaron las personas del crimen organizado, el rector comentó que fueron al menos 3 millones de pesos, que sería la mitad de lo que habría otorgado el gobierno del estado.

Además,  Saldaña Almazán aseveró que la situación económica por la que atraviesa la institución es de crisis, ya que sólo alcanza para cubrir la nómina. Reconoció, que el director de Adquisiciones, por el momento está aislado debido al susto que recibió.

Por otra parte, el rector de la máxima casa de estudios informó que a partir del 4 de agosto, habrá policías del estado resguardando las Unidades Académicas que representan para la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) “focos rojos” en cuanto a inseguridad y violencia, que son la zona Centro y Tierra Caliente, principalmente.

Adelantó, sobre el proyecto de seguridad, que consistirá en dotar de mayor equipamiento al área de seguridad de la UAGro, realizarán más bardas perimetrales en las diferentes escuelas, reforzarán el sistema interno de seguridad, lo que tiene que ver con la parte electrónica: cámaras de video, circuitos cerrados, entre otros artefactos.

De acuerdo al proyecto que presentará al gobierno estatal en unos días, se planteará que los policías del estado, en conjunto con la empresa de seguridad privada “Jobamex” que la UAGro tiene contratada para cuidar de las escuelas, “habrá elementos en los puntos rojos, donde consideramos que hay más vulnerabilidad, la zona Centro (Chilpancingo) y Tierra Caliente”.

En el caso de Acapulco, aseguró que existen las condiciones para que sólo se mantenga la seguridad por parte de la empresa privada, aunque ya una vez que hayan echado a andar el proyecto, determinarán si hay necesidad de que en otras zonas haya elementos de la Fuerza Estatal.