CHILPANCINGO, Gro., 4 de febrero de 2014. El crimen organizado y las controversias políticas son las principales líneas de investigación en el atentado -a balazos- que sufrió el empresario Pioquinto Damián Huato, el pasado 28 de enero.

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Iñaki Blanco Cabrera, informó que hay nueve personas bajo arraigo por su probable participación en el crimen, pero descartó que haya evidencia suficiente para consignarlos.

“Hay nueve detenidos, seis se encuentran a disposición de la PGJE, ya sujetos a medida cautelar de arraigo. Las otras tres personan devienen de una detención llevada a cabo por la Policía Federal”, expresó en rueda de prensa.

El procurador de justicia de Guerrero informó que los tres detenidos por la Policía Federal fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR).

Al cuestionarle las líneas de investigación, Blanco Cabrera indicó que la principal es delincuencia organizada.

La segunda línea de investigación como probable móvil del crimen es la controversia política, debido a los señalamientos que Damián Huato realizó contra el alcalde priísta, Mario Moreno Arcos, quien se perfila como aspirante a la gubernatura en Guerrero.

La línea política se considera a partir del contenido de la declaración ministerial que Damián Huato realizó, en la que señala al presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, como autor intelectual del atentado del 28 de enero.

“Lo está señalando como el responsable del atentado”, expresó el procurador.

Blanco Cabrera indicó que la PGJE llamará a comparecer al alcalde y a sus colaboradores que también fueron señalados por Pioquinto Damián.

Respecto a las seis personas que la PGJE tiene bajo arraigo, indicó que son lavadores de carros que la noche del sábado 1 de febrero fueron requeridos por el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC).

“Lo que en estos momentos tenemos son elementos para presumir un probable involucramiento en los hechos,  no para consignarlos”, aclaró el fiscal.

Relató que al momento en que la Policía Ministerial acudió a requerir la presencia de los lavadores, en el establecimiento en que trabajan se encontraron dos vehículos que presuntamente se utilizaron para ejecutar el atentado contra Damián Huato, razón por la que se solicitó la revisión de las unidades por parte del área de servicios periciales.

“Encontramos un elemento balístico; un casco percutido que guarda correspondencia al parecer con las armas utilizadas en el hecho”, dijo.

La institución revisa las imágenes que las cámaras del C-4 captaron sobre el hecho para establecer cuántos vehículos y el número aproximado de personas que participaron en la agresión a balazos.