TIXTLA, Gro., 8 de enero de 2014.- En conferencia de prensa, la dirigencia estudiantil de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa culpó al gobierno del estado de “satanizar” a los normalistas con la población. Aseguraron que esta fue una de las causas por las que el chofer del tráiler, Benjamín Torres, los arrollara matando a dos alumnos y dejara heridos a tres más, hechos ocurridos en el municipio de Atoyac de Álvarez, en la región de la Costa Grande de Guerrero.

También exigieron castigo al responsable y la reparación de los daños a las familias de los deudos.

Los cuerpos de los estudiantes Eugenio Alberto Tamarit Huerta, de 20 años, originario de la localidad de Tenazapa en el municipio de Tlacoapa y Fernando Vázquez Crispin, de Tixtla, serán trasladados a sus lugares de origen donde serán sepultados.