CHILPANCINGO, Gro., 12 de agosto de 2015.- El subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, dijo que la nueva Ley General para la Búsqueda de Personas no Localizadas prevé la elevación de penas para quienes cometan ese delito y de 50 a 100 años de cárcel a funcionarios que participen en desaparición forzada.

“La propia ley define una serie de candados, por ejemplo, para evitar la posibilidad que sea cancelado el registro sin que se resuelva, la ley incide en la demanda de las familias para dar con las víctimas con vida y en aquellos casos en donde se cometan delitos que se garanticen las penas más altas”, dijo Campa, según cita MVS.

Además, dijo que “la ley debe garantizar que quienes pudieran tener relación con una desaparición forzada no intervengan en el proceso”.

Campa Cifrián estimó que la iniciativa de ley será presentada el próximo año en el primer periodo de la legislatura.

Sigue la nota aquí