ACAPULCO, Gro., 2 de junio de 2016.- De nuevo operador del PRI, en la víspera de la elección de gobernador en Puebla, el senador Sofío Ramírez denunció que fue intimidado por un grupo de encapuchados, armados con palos, la madrugada del miércoles en Teziutlán, a quienes señaló de estar coordinados con la policía de ese municipio gobernado por el PAN.

De acuerdo con lo publicado por el diario Excélsior este jueves, el guerrerense que ya regresó al PRI tras su efímero paso por el PRD que lo hizo senador, se dirigía a su hotel después de realizar un recorrido como delegado electoral priista en ese estado por comunidades de Teziutlán, cuando tres patrullas de la Policía Municipal se colocaron delante del vehículo en el que viajaba junto con su equipo de trabajo.

Según relató el priista, esto dio tiempo para que llegaran cuatro camionetas con unas 40 personas encapuchadas, quienes armadas con palos y garrotes, cercaron al senador y a sus acompañantes.

“Pedimos el apoyo a algunos presidentes municipales vecinos para que resguardaran el hotel donde estoy hospedado en Teziutlán, mientras mi equipo vio cómo los policías municipales se pusieron a dialogar con los encapuchados”, informó.

Por esta razón acudió a denunciar los hechos con el alcalde panista Antonio Vázquez Hernández, quien se comprometió a investigar lo sucedido y negó que su Policía sea cómplice de la intimidación. Sin embargo después de reunirse con el edil, y al salir a la calle acompañado por el secretario general del Ayuntamiento, uno de los compañeros del senador reconoció una camioneta en el estacionamiento oficial y la señaló como una de las que los persiguieron.

“Una de las camionetas estaba en el estacionamiento oficial, es una camioneta rotulada, tenemos fotografías y cuando mis compañeros comenzaron a señalar que eran ellos quienes nos perseguían, inmediatamente se subieron a la camioneta y huyeron; y el secretario de Gobierno no hizo nada”, acusó.

Sofío Ramírez responsabilizó al presidente municipal de Teziutlán de los daños que pudieran sufrir él y su equipo, así como al gobernador panista de Puebla, Rafael Moreno Valle, y adelantó que presentará una denuncia penal para que se investiguen los hechos, pues hay antecedentes de que Vázquez Hernández utiliza la fuerza pública para intimidar a sus adversarios políticos.

El próximo domingo habrá elección de gobernador en Puebla, donde las encuestas anticipan el triunfo del candidato del PAN, Antonio Gali, y la consecuente derrota de la candidata del PRI, Blanca Alcalá, a quien apoya el senador Sofío Ramírez.

Sofío Ramírez dejó el PRI para seguir al priísta Ángel Aguirre Rivero en su campaña para gobernador de Guerrero en 2011 por el PRD. Después de la caída de Aguirre de la gubernatura por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Sofío Ramírez dejó la fracción del PRD en el Senado y se incorporó a la del PRI, que antes lo hizo alcalde de Tlalixtaquilla, en La Montaña de Guerrero, diputado local y federal.