MÉXICO, DF, 9 de octubre de 2014.- La desigual recuperación de la economía mundial requiere la adopción de audaces y decisivas políticas, que incluyan reformas estructurales, con el propósito de alentar el crecimiento, afirma el Fondo Monetario Internacional (FMI) este jueves, destaca la primera emisión de Noticias MVS.

Al presentar aquí su Agenda de Política Global (GPA), la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, señaló el aumento de los riesgos como otro de los aspectos que demandan atención por parte del organismo multilateral.

El documento bianual que contiene las líneas de acción del fondo a partir de análisis y consultas con los países miembros, fue presentado aquí ante el Comité Financiero del FMI en la víspera de los trabajos formales de la reunión de otoño.

Advirtió que se requieren políticas audaces  para prevenir que el crecimiento económico se estanque en un nuevo “mediocre nivel”, con inaceptables bajas tasas de empleo e inclusión, y deberán descansar sobre tres pilares.

Uno de ellos, elevar el crecimiento, requerirá “decisivas reformas estructurales” para alentar la confianza y elevar la productividad actual y potencial, y romper las tendencias de una ineficiente baja generación de empleos.

Frente al escenario de una normalización gradual las políticas de estímulo, en el documento se indicó la necesidad de que algunas de las mayores economías tomen en consideración la importancia de reducir los potenciales desajustes que ello puede generar.

Para fortalecer la resistencia de los sistemas financieros, la agenda llamó la atención sobre una adecuada regulación y vigilancia sobre los sistemas bancarios paralelos ante los crecientes riesgos de liquidez y la amenaza de que pueda comprometer la estabilidad financiera.

También aludió a la necesidad de que exista cooperación internacional para evitar “exacerbar las distorsiones existentes”, en especial sobre la estabilidad financiera, así como para minimizar los efectos adversos derivados del desmantelamiento de las políticas de estímulo financiero.

“El fondo ayudará a los países miembros a obtener resultados sobre esta agenda desplegando sus recursos hacía préstamos y la construcción de capacidades para países miembros que enfrentan apremiantes retos”, indicó.

En su documento, la oficina de Lagarde puso de relieve la urgencia de estas acciones ante el decepcionante desempeño de la economía mundial, a pesar del apoyo monetario en las economías avanzadas y la lenta consolidación fiscal.