MÉXICO, DF, 11 de febrero de 2015.- El exsecretario de Salud del estado de Guerrero, Lázaro Mazón Alonso, decidió que no será candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la gubernatura a esa entidad, ni aceptará la invitación de otros partidos de nuevo registro.

 

Entrevistado en el estudio de Ciro Gómez Leyva recordó que Andrés Manuel López Obrador declaró que si Morena obtenía el registro del Instituto Nacional Electoral (INE), él sería el candidato a la gubernatura de Guerrero, pero posteriormente se suscitaron los hechos de Iguala y los primeros días nadie sabía del alcance que esto tendría.

 

Dijo que él llegó al hospital de Iguala a las tres de la mañana del 27 de septiembre y se quedó ahí tres días atendiendo a los heridos y poco a poco los estudiantes empezaron a decirle que faltaban algunos de sus compañeros.

 

“Yo con ellos nunca he tenido problemas porque fui padrino de Ayotzinapa en alguna ocasión y me he reunido incluso con padres de familia en los últimos días apoyándolos en lo que yo pueda hacer, entonces ni con ellos ni con la CETEG (Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero) he tenido problema”, aseguró.

 

Dijo que cuando el gobernador con licencia, Ángel Aguirre Rivero le solicita su renuncia muchas personas cuestionaron que si no había una crisis en el sector salud y no estaban buscando chivos expiatorios, por qué era la salida de Lázaro, pero admitió que el hecho de que haya mencionado que conocía al expresidente municipal de Iguala, José Luis Abarca y que además era su amigo, eso ocasionó todo el devenir público.

 

“Todos los políticos tenemos fotografías con todos los políticos, no hay ningún político nacional que haya ido a Guerrero y no se haya tomado fotografías con el alcalde en turno. Yo tengo fotografías con presidentes de las República desde que he sido político, la relación con el presidente Enrique Peña Nieto cuando fue la contingencia en 2013, estuvimos en varios eventos juntos y eso no implica a nadie”, dijo.

 

Admitió que si bien Abarca era su amigo, “no respondemos por lo que hacen los amigos y lo dije bien claro cuando fui a declarar, que lo hice sin amparos, sin nada. Yo estoy acá y lo que hace un amigo o un familiar pues no es responsabilidad de nosotros y no tenemos nada que responder”.

 

Lee más aquí: http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=478089&idFC=2015#sthash.QpUZJQEW.dpuf