CHILPANCINGO, Gro., 14 de noviembre de 2013.- La movilización inició minutos después de las 12:00 de la tarde con la participación de 552 normalistas de Ayotzinapa, la Federación de Estudiantes Campesinos y Socialistas de México (FECSM), la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), organizaciones sociales de la región Costa Chica, la coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC) de Tixtla y 12 normales rurales de varias entidades.

Desde las 11:00 horas comenzó el arribo de decenas de estudiantes a la estatua de Vicente Guerrero, en la zona norte de la capital, los manifestantes avanzaron por la avenida Ignacio Ramírez hasta llegar al Congreso de Guerrero; a su paso los comerciantes cerraron sus negocios ante el temor de sufrir saqueos o actos vandálicos, como ya ocurrió en años anteriores. Sin embargo, la movilización fue pacífica, “A las normales rurales las quieren desaparecer, nosotros con lucha y sangre las vamos a defender”, expresaron los manifestantes en sus consignas.

Al llegar al Congreso local, los estudiantes se apostaron frente al edificio mientras algunos compañeros saltaron la barda para realizar pintas en paredes y ventanas, “12 de diciembre no se olvida”, “Justicia para Ayotzinapa”, “Gabriel y Alexis viven”, se leía en algunas de las pintas, en referencia al desalojo de la Autopista del Sol ocurrido el 12 de diciembre del 2011.

Durante esa movilización las fuerzas de seguridad dispararon contra los estudiantes, dejando el saldo de dos muertos. Dos años después, el crimen sigue impune, el mensaje de todos ellos fue en contra de la represión estudiantil que se vive principalmente en Guerrero, horas después la marcha terminó de manera pacífica y sin ningún contratiempo.