ACAPULCO, Gro., 30 agosto de 2015.-  casi un año de la desaparición en Iguala de 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos  no existe una investigación que pueda dar certeza a los padres de los normalistas sobre lo que realmente ocurrió en septiembre pasado, señaló el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra.
Este 30 de agosto, fecha declarada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, el defensor señaló la necesidad de un mecanismo nacional de búsqueda para atender esta problemática, lo cual dijo, no se ha impulsado.

El abogado indicó que si bien, los cambios efectuados en los titulares de la Procuraduría General de la República (PGR) y del gobierno del estado tienen un significado en cuanto a la lucha social, no representan ningún avance en el esclarecimiento del caso.

Del informe que presentó la  PGR a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sobre los avances en el caso Iguala, Vidulfo Rosales lo calificó como limitado a la vez que señaló que no se han abierto nuevas líneas de investigación.

Aunque tomó en cuenta la detención de más de 100 personas y la labor que se ha hecho en torno al caso, el defensor afirmó que hay interrogantes, pues no está claro si los jóvenes realmente fueron incinerados en el río del municipio de Cocula, como indica la PGR.