CHILPANCINGO, Gro., 13 de febrero de 2015.- Algunos maestros que apoyaban el Movimiento Ayotzinapa fueron víctimas de amenazas de represión, denunció el secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Ramos Reyes Guerrero, y aseguró que los docentes continuarán la lucha por la presentación de los 43 normalistas.

De acuerdo a una publicación de El Sur, el representante de los maestros dijo que el número de maestros ha disminuido en el plantón de la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, dijo que “muchos compañeros no conocen la Reforma Educativa, por lo tanto prefieren irse a trabajar antes de que les quiten las plazas, ya que en eso consiste la amenaza”.

Consideró que la presencia cada vez mayor de policías federales y soldados con equipo antimotines es en sí una amenaza para el movimiento.

Ramos Reyes expuso los puntos que se acordaron tras la firma de la minuta con el gobierno federal, entre ellos el pago puntual a los maestros, la instalación de mesas de recepción de incidencias en todas las regiones del estado a partir del 16 de febrero, entre otros.

El dirigente declaró que a pesar de que se logró la firma de la minuta, que representa un antecedente legal de la inconformidad del magisterio guerrerense, aún persiste la amenaza de desalojo de las autoridades.

Con información de El Sur.