ACAPULCO, Gro., 27 de enero de 2014.- Jóvenes priístas denunciaron que regidores y diputados protegidos por el legislador federal, Manuel Añorve Baños, impiden que se lleven a cabo elecciones limpias y democráticas en el comité municipal del PRI.

Aristeo Bernardino Reyes Ventura, aspirante al Frente Juvenil Revolucionario, se quejó de irregularidades en el proceso de selección para elegir al nuevo dirigente.

Dijo que de manera amañada el grupo añorvista quiere seguir controlando el poder en el partido y demandó la destitución de la secretaria general del PRI, Pilar Badillo Ruiz, a quién acuso de promover el divisionismo en el tricolor.

En la dirigencia municipal de Acapulco fue nombrado hace más de un año, un cercano al ex alcalde de Acapulco, Luis Miguel Terrazas Irra, que a su vez generó la inconformidad de la militancia, entre ellos el diputado federal Rubén Figueroa Smutny.