ACAPULCO, Gro., 4 de noviembre de 2015.- Madres de familia del kínder Margarita Maza de Juárez, ubicado en el DIF de la colonia La Laja, denunciaron las irregularidades por parte de un grupo de maestras que desde hace unos meses dirigen la estancia infantil de una manera presuntamente corrupta, así como la falta de una directora.

La principal queja de las madres es que las maestras realizarán una junta con padres de familia para designar un nuevo comité de padres, siendo que la actual comitiva lleva un mes que se formó y no fueron consultados al respecto. Además denuncian el cobro de cuotas voluntarias de 800 pesos, de las cuales no dan informe para qué se usan; la inasistencia continua de algunas maestras; así como la falta de directora o autoridad para realizar quejas de estas anomalías.

Explican que la directora Elisa Salinas Salazar llevaba dos años dirigiendo el plantel cuando las maestras la desconocieron.

Angélica Echeverría, madre de familia y tesorera del comité, dijo que ya se había llegado a un acuerdo para que los padres de familia pagaran sólo 400 pesos de cuota pero el grupo de 8 maestras, encabezadas por Fabiola Peña Lara y Emma Encarnación Salgado no están de acuerdo, desprestigiando a la comisión.

“Ellas nos están desconociendo y no nos han dejado trabajar, los padres ya están cooperando pero ellas no están de acuerdo de la cooperación que se puso, que son de 400 pesos y ellas quieren aumentarle… Las autoridades han venido pero no nos han hecho caso y a ellas también no les han puesto en cintura, porque no hay ninguna autoridad que venga a poner orden en este jardín”, expresó la madre de familia.

Por otro lado, una madre de familia, quien no quiso dar su nombre por miedo a represalias, dijo que su hija egresó del jardín de niños y desde entonces la dieron largas para obtener su constancia de estudios.

“Me traen dando vueltas para el papel, la constancia. No me la querían dar a menos de que yo pagara… Que tenía que pagar para que me la dieran porque normalmente me la piden en la primaria para inscribirla… Como se procedió a traer a las autoridades, pues ya nos los tuvieron que dar a las fuerzas”,  expresó la mamá.

La escuela cuenta con una matrícula de 140 niños quienes son afectados por este problema entre las maestras y padres de familia.