CHILPANCINGO, Gro., 5 de marzo de 2014. El dirigente de la Unión de Transportistas Democrática (UTD), Apolinar Segueda Dorantes, denunció que otras agrupaciones les impiden el emplacamiento de 200 unidades, que actualmente circulan con permisos temporales.

Representantes de la UTD se apostaron afuera del Palacio de Gobierno, cuando el gobernador Ángel Aguirre Rivero realizaba un acto público, por lo que aprovecharon para colgar una manta en la que exigían una audiencia con el mandatario estatal.

En entrevista, Segueda Dorantes explicó que en las mesas de trabajo que se instalaron en los municipios para regularizar el transporte público, otras organizaciones gremiales los bloquean  e impiden el emplacamiento de las unidades de sus agremiados.

Aseguró que este bloqueo tiene tintes políticos y es respaldado por funcionarios priístas, para beneficiar únicamente a las organizaciones de transportistas que los respaldan.

Explicó: “Los grupos que siempre han corrompido el transportes nos bloquean y rechazan nuestros permisos temporales, ellos quieren seguir mandando, el ejemplo más claro es en la Montaña”.

Reprochó que algunos agremiados de la UTD llevan meses e incluso años tratando de emplacar sus unidades de transporte público, pero al momento de depurar los permisos temporales no los aceptan para la regularización, “y no son permisos ilegales, clonados ni chuecos”.

Segueda Dorantes puntualizó que la UTD tiene presencia en las siete regiones de Guerrero, pera en más de 50 municipios y a la fecha cuentan con 200 permisos temporales, distribuidos en toda la entidad.

Por ello, sentenció: “No vamos a dar marcha atrás en nuestros permisos, vamos a seguir trabajando hasta que nos emplaquen, aunque nos digan piratas”.