CHILPANCINGO, Gro., 14 de octubre de 2014.- Transportistas de más de 75 organizaciones de la región Centro del estado, reprocharon los hechos suscitados el pasado lunes, donde incendiaron el Palacio de Gobierno, el Congreso Local y el Ayuntamiento capitalino.

Hicieron un llamado al magisterio disidente y a los normalistas de Ayotzinapa a evitar más actos de este tipo, ya que se está afectando a la economía de Chilpancingo en todas sus modalidades.

Exigieron paz para Chilpancingo, enfatizando que no están en contra de que aparezcan los normalistas, pero si en contra del vandalismo.

Recalcaron que miles de trabajadores, tanto del Palacio de Gobierno, como del Congreso y del Ayuntamiento se verán afectados por estas acciones en sus cobros de quincena, ya que quedaron destruidos los sistemas de cómputo y documentación.

Marco Antonio Oropeza Astudillo, líder del grupo Elite en el estado, dijo que son más de 50 mil transportistas aglutinados en doce organizaciones del transporte en el estado, quienes iniciarán movilizaciones a favor de que reine la paz y tranquilidad en Guerrero.