CHILPANCINGO, Gro., 19 de febrero de 2015.- Integrantes de la comisión política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), dijeron desconocer a Ramos Reyes Guerrero, como su dirigente, a quien acusaron de “traidor y entreguista”, esto después de que dijera que se liberaría el ayuntamiento de Chilpancingo y los autos decomisados por el movimiento.

Efraín Torres Fierro, dirigente del Frente de Defensa Popular, dijo que Ramos Reyes nunca les tomó en cuenta para sus acciones y que siempre impuso sus decisiones.

“Nosotros nunca hemos estado de acuerdo con esas declaraciones e incluso no fue consultada la base para decidir eso”, acusaron.

Es por eso que están buscando realizar un congreso en conjunto con las regiones Acapulco, Costa Grande, Centro, Norte y Tierra Caliente para degradarlo y nombrar a alguien mas. Trascendió de manera no oficial que sería Minervino Moran quien tomará este lugar.

Los integrantes de la comisión política que dieron esta conferencia aseguraron que ellos seguirán firmes en la lucha por los 43 normalistas desaparecidos, e hicieron un llamado a las organizaciones sociales y a la ciudadanía a sumarse a su movimiento.

Con respecto al polémico grupo denominado “avanzada”, dijeron que este seguirá dentro de sus movimientos pues es para seguridad del contingente, pero que desconocían aún el modo en que este operaría.

“La CETEG no se vende, la CETEG no se va, porque tiene maestros con mucha dignidad”, gritaron al final los maestros movilizados.