CHILPANCINGO, Gro., 19 de junio de 2015.- La aplicación de descuentos salariales a los maestros paristas reavivaría el conflicto magisterial encabezado por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), advirtió el diputado Evencio Romero Sotelo.

El legislador consideró correcta la determinación del titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Salvador Martínez Della Rocca, de no sancionar con un descuento salarial a los maestros que se mantienen en paro laboral.

De acuerdo a Evencio Romero, el movimiento de la CETEG ha perdido fuerza en los últimos meses y por ello es necesario actuar con cautela, para evitar que se reavive.}

“Si se descuentan los salarios de los profesores la consecuencia va a ser inmediata, vamos a incendiar el estado. Lo que vemos, es un secretario de Educación que le está midiendo el agua a los camotes y así debe ser”, expresó.

El diputado de Movimiento Ciudadano pidió cautela para cuidar el ambiente social el sábado 20 y domingo 21 de junio, cuando mil 200 maestros acudirán al puerto de Acapulco para realizar la evaluación convocada por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Romero Sotelo dijo que no respalda en su totalidad la Reforma Educativa implementada por el Gobierno Federal.

Explicó que la estandarización de la educación en todo el país tiene muchas desventajas, ya que los estados viven realidades distintas.

Por esa razón, indicó la necesidad de que se atienda la inconformidad de los profesores disidentes de Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Guerrero.

“Es necesario escuchar a los maestros indígenas, a los que están en las zonas de mayor marginación, para no tratar de imponer la estandarización a sangre y fuego”, expresó.

El legislador insistió en que el Gobierno Federal debe de tomar en cuenta las particularidades que tiene Guerrero, ya que el rechazo hacia la reforma educativa nacional se deriva de la intención de dar trato igualitario para entidades que viven circunstancias diferentes.

Para el representante popular, es necesario tomar en cuenta todas las consecuencias que se arrastran en Guerrero a partir de las políticas económicas y educativas implementadas desde la federación.

En todo caso, dijo que se deben instalar mesa de diálogo para llegar a un acuerdo respecto al manejo de la educación en el país, sin dejar de lado todas las condiciones que se enfrenten en Guerrero.