MÉXICO, DF, 1 de octubre de 2014.- Maribel Guardia y su hijo rechazaron a través de sus cuentas de Twitter que la noticia de su secuestro y golpes a manos de un novio celoso fuera real.

La actriz aseguró en los diversos mensajes enviados que Julián Figueroa, producto de su matrimonio con Joan Sebastian, estaba en casa y no en un bar de Monterrey, como señaló la información difundida en TV Notas.

Además, el hijo de Joan Sebastian recalcó en un mensaje directo a la cuenta de la publicación mexicana que jamás le ha faltado al respeto a su novia: “Soy un hombre fiel y ella jamás me ha hecho una escena”.

(Más en: http://bit.ly/10lEb2j)