ROMA, Italia. 22 de diciembre de 2014.- Agentes del Núcleo de Investigación de Delitos contra Animales de Italia y un equipo de la Guardia Forestal de Brescia han cerrado un circo en pleno corazón de Roma que exhibía a dos perros de raza chow chow camuflados de osos panda, según informaron este lunes los medios italianos.

 

Tal y como reporta Excélsior en su edición digital, el sorprendente parecido de los canes son sus ‘parientes’ mamíferos atraía oleadas de curiosos y turistas de todas partes del mundo.

 

Conforme a las primeras investigaciones, los dos perros (un macho y una hembra de 6 meses de edad importados de Hingría) eran presentados al público como una ‘rara cruza’ entre chow chow y oso panda, aunque en realidad eran animales con el pelaje teñido de blanco y negro.

 

Así es como, al darle a los espectadores ‘gato por liebre’, el propietario del circo ya ha sido detenido por estafa y maltrato animal. Y es que luego de haber sometidos a la pareja de chow chow’s a exámenes veterinarios , se determinó un “excesivo lagrimeo de los ojos, probablemente debido a los continuos flashes que soportaban a diario”.

 

 

Leer más en Excélsior