En el caso de Iguala se registraron fallas en los protocolos de búsqueda de personas y exhumación de cadáveres, así como una serie de omisiones de autoridades estatales y federales, entre las que se incluye a los elementos del Ejército.

De acuerdo a lo publicado por Reforma, así lo denunció la oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Durante una reunión con la Comisión Especial de seguimiento del caso Iguala, en la Cámara de Diputados, los funcionarios señalaron que tanto los representantes del gobierno de Guerrero y como las fuerzas castrenses, prácticamente desperdiciaron las primeras 72 horas que transcurrieron tras la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Los legisladores sostuvieron un encuentro a puerta cerrada con Jesús Peña Palacios, representante adjunto en México del Alto Comisionado.

Según los diputados, durante la sesión de preguntas se reconoció que lo ocurrido el Iguala se puede tipificar como “desaparición forzada” y no como privación ilegal de la libertad, como lo ha señalado la PGR.

Según los participantes, Peña Palacios refirió que los operativos de búsqueda de los normalistas fueron tardíos e incluso desordenados.

Aguilar sostuvo que al hablar sobre las fallas en la exhumación de los cadáveres en las fosas, surgen dudas sobre las afirmaciones de las autoridades.

http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=372075&v=3