ACAPULCO, Gro., 30 de julio de 2015.- En Guerrero se detectaron 17 mil casos sospechosos de chikungunya, por lo que se han puesto en marcha operativos para exterminar al mosco trasmisor, señaló el titular de Salud, Edmundo Escobar Hebeica.

Reconoció que a la mayoría de los enfermos no se les ha podido realizar las pruebas moleculares para determinar si tienen la enfermedad, esto por falta de recursos en la dependencia a su cargo, solo han podido confirmar que hay 870 en la entidad.

El funcionario estatal compareció ante los legisladores de Guerrero, a quienes dijo que algunos trabajadores de Salud fueron dados de baja por informar que el problema estaba controlado, cuando esta enfermedad crecía entre los habitantes de esta entidad, sobre todo en las regiones de Costa Grande, Costa Chica y el puerto de Acapulco.

Lamentó que en algunas colonias populares del puerto de Acapulco no han podido realizar los operativos para eliminar el mosco transmisor por ser zonas controladas por la delincuencia organizada y en algunos fraccionamientos en donde vive gente con mucho dinero también les evitan la entrada argumentando que ellos aplican sus medidas de control de plagas.

Reconoció que se tiene que establecer un cerco sanitario en las zonas consideradas como focos rojos.